martes, abril 16, 2013

El corazón está en el cerebro.


El día de ayer me encontraba viendo un programa acerca del enamoramiento como una respuesta del cerebro, por lo que me di a la tarea de investigar un poco más al respecto para sacar mis conclusiones y poder compartir un poco de lo que aprendí.

¿Qué diferencia existe entre amor y enamoramiento? Desde el punto de vista cerebral son demasiadas, desde la conexión entre las neuronas, que están en diferentes áreas del cerebro, hasta los neuroquímicos, neurotransmisores y hormonas, que se encuentran interactuando entre ellos.

Desde el punto de vista conductual el enamoramiento es una proyección de lo que yo quiero en la otra persona, es la interacción dinámica y motivante (un ser que en realidad no existe), sin embargo el amor es un concepto mucho mas evolucionado e inteligente, en el enamoramiento se acepta todo, absolutamente todo, incluso la dopamina disminuye tanto los aspectos "inteligentes" del cerebro que terminamos haciendo cosas de las cuales después nos arrepentiremos, y en el amor el proceso es mucho más inteligente y se acepta a la persona tal y como es, el enamoramiento tiene una fecha de caducidad de tres años aproximadamente y por su parte el amor puede durar toda la vida.

Con esto en la mesa, la gran pregunta es ¿De qué manera se logra que todas estas reacciones químicas se conviertan en amor verdadero?, para esto existen tres fases:

1. Atracción física por la persona.
2. La existencia de una capacidad de interacción dinámica social y psicológica con el individuo, es decir tenemos que admirar a la persona.
3. Compartir valores.

Un factor importante y que vale la pena analizar, es que los hombres y las mujeres tenemos formas completamente diferentes de enamorarnos, el hombre es muy superficial, muy sutil, muy visual, en cambio la mujeres somos más el resultado de una evaluación constante e inteligente para lo cual nos vamos programando en ciertas etapas biológicas de nuestra vida para estos eventos, en la mujer, el enamoramiento (a diferencia de lo que muchos creen) es sumamente lento, quizá se piensa esto pues somos más intensas, pero el enamoramiento es un proceso mucho mas largo y complejo a diferencia del hombre; el hombre es más rápido al enamorarse, sin embargo y en contra partida, para el hombre es sumamente fácil desenamorarse, este proceso toma lugar en aproximadamente 28 días, es decir pasado este tiempo, el hombre sera capaz de volver a sentir atracción por otra persona, en cambio las mujeres tardamos en promedio de 3 a 6 meses, la razón es sencilla, la forma en que se libera dopamina entre los hombres y mujeres es diferente.

Algunas de las hormonas que va segregando el cuerpo durante todo este proceso llamado enamoramiento son:
- Dopamina: La responsable inicial.
- Oxitocina: Se libera al existir contacto con esa persona, es decir, besos, abrazos, etc. (crea un vinculo).
- Adrenalina: Se puede señalar como la culpable de que sigas motivado.
- Serotonina: La que mantiene esa sensación de felicidad.
- Vasopresina: Al crear un vinculo, aparece esta hormona la cual explica los celos.

Al irse liberando estas hormonas, con el paso del tiempo, la convivencia diaria, el conocer a una persona, eventualmente vienen factores de crecimiento los cuales van conectando nuevas neuronas, lo que junto con las fases mencionadas con anterioridad, llevan al amor verdadero.

Algo que considero importante señalar es lo que se conoce como amor biológico es decir, al estar un 30% de nuestro día  realizando cierta actividad (en este caso, pensando en alguien) se convierte en un trastorno de la personalidad, y es aquí donde se puede entrar en una situación patológica la cual haría prolongar estos tiempos.

Sin duda alguna todos estos datos son importante, incluso pueden llegar a justificar ciertas acciones, (la culpa es del cerebro, no de tu corazón muchas veces). Pero no podemos dejar de lado el hecho que el cerebro se adapta, se amolda a lo que la sociedad nos dice, incluso nosotros amamos de diferente manera, de acuerdo a nuestras memorias, de esta manera la sociedad y nosotros mismos vamos marcando rituales y nos motivamos, hacemos que el cerebro se sienta feliz, triste, dinámico o estancado, es decir todo lo mencionado es muy relativo, al final todo depende del conjunto de factores, es decir las respuestas de tu organismo, aunado a vivencias, sentimiento, es decir lo que tu eres.

Tal vez, ya te hayas enamorado, y sabes que puedes obtener las mejores alegrías y las peores tristezas dentro del abanico de experiencias que ofrece la vida, de ahora en adelante puedes culpar al cerebro, y no tengas miedo de intentarlo otra vez (si es que en el pasado te dañaron) pues solo hay dos opciones: una liberación de hormonas que mientras duren te harán inmensamente feliz y le darán dinamismo a tu vida o en el mejor de los casos, encontrar el verdadero amor.

2 comentarios:

Francisco Alonso Espinosa Chávez dijo...

Así es mi querida Jane, aunque no diría que el amor y la evaluación de la mujer para enamorarse sean más "inteligente". Yo lo veo algo más selectivo conforme a las características que se desean tanto de manera consciente (físico, económico, valores, etc) e inconsciente (complejos, trastornos, tendencias). Me gustó la nueva imagen del blog. Saludos.

Una Dama dijo...

¿Entonces el cerebro ha inculpado el corazón todos estos años?
Impresionante como la influencia de unas cuanta sustancias pueden afectar tanto el equilibrio en nuestro cuerpo, porque nadie puede negar que cuando nos enmoramos o amamos las sensaciones nuevas suelen ser ligeramente agresivas, la ansiedad, los nervios y la confusión, por lo menos al principio, hacen que todo sea mas difícil.

 

Janeth Vidales ♥ Copyright © 2013 Design by Janeth Vidales